Skip to main content
Monthly Archives

noviembre 2011

Cumplir años o dar vida a los años

By Relaciones, Sin categoría5 Comments

Hace poco recibí una llamada de un amigo de la infancia, me dijo claro y directo, “mira queremos saber cuándo vas a estar en el pueblo, pues los que nacimos el mismo año queremos hacer una pequeña fiesta de cumpleaños”. Mi respuesta fue clara: el 27 de Noviembre. Y así ha sido. Quiero comunicar lo que con mis compañeras y compañeros esta mañana en la celebración he compartido.   Read More

TOMANDO CONCIENCIA DEL “BIEN RELACIONAL”

By Relaciones2 Comments

Promovido por el Sector de Málaga de los Equipos de Nuestra Señora, hemos compartido un grupo de matrimonios, durante el fin de semana del 11 al 13 de Noviembre, sobre la condición relacional del ser humano.

Partimos de la experiencia de vida, que teníamos los participantes, de nuestra vida en relación, lo que nos llevó a reconocer que nuestra vida es una red de relaciones y que en consecuencia el “bien relacional” es algo que nos identifica.

El bien relacional es la experiencia de ser reconocido por otra persona y de reconocerla. Se trata de un bien que el individuo por sí solo no está en grado de “producir” y que necesita de las demás personas, entorno, naturaleza, Dios. Pero de este “bien relacional”, constatamos que, todavía, se valora poco, preocupados como estamos de procurarnos otros “bienes”, quizá más concretos, más visibles y, por esto, más tranquilizantes. La relación, en cambio, es algo inmaterial, indefinible y voluble. Sin embargo ésta, constituye la “dimensión” indispensable que permite a los seres humanos ponerse en relación,  en contacto y “unirse” entre ellos de modo vital.

Después nos centramos en tomar conciencia de las diferentes relaciones que tenemos los seres humanos: con uno mismo, con las demás personas, con nuestro entorno y con los demás, tratando, a la vez, de ofrecer algunas pistas y habilidades que convendría ejercitarnos para poder desarrollar el “bien relacional”.

La evaluación final puso de relieve que se había logrado el objetivo de toma de conciencia del “bien relacional”, así como la necesidad de ejercitarse en las habilidades que nos permitan cuidarlo, acrecentarlo y desarrollarlo en los diferentes ámbitos de la vida.

La idea que más se oía al final era: ¡Qué se repitieran estas jornadas!