Skip to main content

La vida cotidiana (IV)

By 07/05/2021Sin categoría

3 Comments

  • Rosa María dice:

    Éste vídeo me tocó mi punto debil, pues mi alma es africana.
    Formo parte de una Asociación de Solidaridad con África, y desde que estoy con ellos me siento útil y completa, para mí todos somos hijos de una misma família Humana. Todos hijos de Dios.
    El hecho de sentirme útil me revitaliza, compartir vida, te renueva por fuera y por dentro.
    En el grupo del WhatsApp somos cerca de 200 personas. Muchas de ellas muy comprometidas, y comparten cosas importantes he interesantes. Desde casa yo colaboro con lo que está a mi alcance. Y lo que hacen éstos medios de comunicación a veces es sorprendente. Hace tiempo una señora cogió mi número de teléfono y se puso en contacto conmigo. Entre WhatsApp, audios y teléfono, nos hemos conocido y me invitó a reunirme con ellas por vídeo llamada, hemos hecho la primera reunión como si nos conociéramos de siempre. Nos reuniremos los jueves a las 17:00h.
    Un grupito de la Asociación, quieren venir una tarde para conocernos, y la verdad me siento bien, pues mi vida está siempre abierta a los demás.

  • Maite dice:

    Cuando se relata una experiencia vivida en la que lo importante ha sido la relación con personas, que en un principio lo que se pretendía era ayudar a los demás, la conclusión generalizada es que el mayor beneficio la recibe la propia persona. A veces parece que eso ocurre con acciones puntuales, pero en realidad ocurre siempre. Si miramos cuáles son los momentos más gratificantes en los que nos sentimos humanamente fortalecidos, son los habituales que nos recuerda el vídeo y los que echamos en falta cuando no los tenemos.
    El compartir la vida es esencial en todo ser humano. Una de las situaciones deshumanizadoras es la soledad. En esta situación que estamos viviendo son muchos los grupos que nos invitan a participar y desarrollar relaciones.
    Doy continuamenta gracias por las oportunidades que tengo de vivir relaciones con diversidad de personas de distinta condición. En realidad te das cuenta que somos una sola condición: Personas.

  • feliciano dice:

    Totalmente consciente de que la actividad cotidiana actualiza mi vida al compartir con los demás sus propias circunstancias.- Mi vida cotidiana, mi vida en general, está plenamente centrada en una persona; me toca vivir la misma suerte de mi esposa, limitada al cien por cien.- Los días y las horas son mi entretenimiento favorito para atenderla en todas su necesidades.- Esto no se ha convertido en una rutina en mi hacer cotidiano, forma parte de mi vida; en ello encuentro el sentido de mi existencia cotidianamente.- Son muchas las veces, las ocasiones, en que me veo en la necesidad de dirigir a Dios toda mi alma, todo mi ser, para agradecerle este precioso don de poder ser servidor de una mujer, aunque ella sea mi esposa.- Aquí encuentro el sentido de mi santificación y la ocupación plena de mis días, cotidianamente.- Entendí desde siempre lo hermoso que resulta entregar la vida por los hermanos y, qué se puede encontrar en este mundo más grande que ser compañero de viaje de otra persona.- Es una gracia de Dios que, con frecuencia, sale a nuestro encuentro, pero nuestros ojos no están preparados para aprovecharla.- Si la vida no se abraza con sentido, nuestra existencia carece de lo fundamental.- Lo cotidiano fundamenta el paso de mis días, en la calle se saluda, se charla con amigos y conocidos, se pregunta a las personas que encuentras cada mañana o tarde; un consejo, un buenos días, una sonrisa, todo forma parte del mundo de lo cotidiano, donde tenemos que ser felices y hacer felices a los demás.-

Leave a Reply